Share

Consulta pública - Proyecto de Recomendación de la OCDE sobre el papel del Gobierno en la promoción de la CER

 

Impulsar, respaldar y promover las prácticas empresariales responsables a través de las políticas públicas 

INTRODUCCIÓN

En las últimas décadas se ha prestado mayor atención al papel que tienen las empresas para contribuir al desarrollo sostenible y minimizar los daños sobre las personas, el planeta y la sociedad. Las Líneas Directrices de la OCDE para Empresas Multinacionales son uno de los instrumentos internacionales clave en materia de conducta empresarial responsable (CER), y proporcionan un conjunto de recomendaciones acreditadas dirigidas por los gobiernos a las empresas para hacer frente a este desafío. Al mismo tiempo, los gobiernos desempeñan un papel fundamental para promover la CER y crear condiciones propicias para su desarrollo. Pueden recurrir a un conjunto amplio de instrumentos y enfoques de política pública para hacer que la CER tenga mayor impacto, sea más efectiva y más simple para las empresas y las partes interesadas. Sin embargo, en la práctica, los gobiernos se enfrentan a menudo a la difícil tarea de conjugar y usar las políticas públicas en diferentes áreas (como medio ambiente, trabajo, comercio, inversión, finanzas, desarrollo y otras) para promover prácticas empresariales responsables.

 

PROPÓSITO Y LÓGICA DEL PROYECTO DE RECOMENDACIÓN DE LA OCDE SOBRE EL PAPEL DEL GOBIERNO EN LA PROMOCIÓN DE LA CONDUCTA EMPRESARIAL RESPONSABLE

El Proyecto de Recomendación de la OCDE sobre el papel del Gobierno en la promoción de la Conducta Empresarial Responsable se enfoca en el papel que desempeñan los gobiernos en la promoción de prácticas empresariales responsables. Para ello, expone una serie de principios y recomendaciones de política pública destinados a apoyar a los gobiernos y otras autoridades públicas en sus esfuerzos para establecer las condiciones que impulsarán, respaldarán y promoverán las prácticas empresariales responsables de manera eficaz, en particular a través de: 

 

i. marcos legales y regulatorios propicios para la CER;

ii. políticas públicas y medidas para incentivar la CER en distintas áreas relevantes;

iii. el papel de los gobiernos como actores económicos y en sus actividades comerciales;

iv. la participación de las partes interesadas en el desarrollo y la implementación de políticas públicas relativas a la CER; y

v. el acceso a mecanismos de reparación.

 

Estos principios y recomendaciones de política pública provienen de instrumentos jurídicos y otros documentos de orientación de la OCDE existentes que ya contienen múltiples recomendaciones para los gobiernos sobre una serie de problemáticas relacionadas con la CER. El Proyecto de Recomendación sobre el papel del Gobierno en la promoción de la Conducta Empresarial Responsable reúne estas disposiciones, que se encuentran actualmente dispersas en varios instrumentos jurídicos y documentos, y las integra en un solo instrumento. El texto presentado para fines de la presente consulta pública es un trabajo en curso sujeto a modificación con base en los aportes recibidos en el marco de esta consulta y discusiones adicionales en la OCDE.  

 

NATURALEZA DE LAS RECOMENDACIONES DE LA OCDE

Las recomendaciones son instrumentos jurídicos adoptados por el Consejo de la OCDE que no son jurídicamente vinculantes. Representan un compromiso político respecto de los principios que contienen y conllevan la expectativa de que los países miembros de la OCDE, así como los países non-miembros que han adherido a ellas (los “Adherentes”), harán lo posible para implementarlos.

 

Acceso al texto del Proyecto de Recomendación en inglés

 

 

Consulta pública
 

OBJETIVO DE LA CONSULTA PÚBLICA

La OCDE está lanzando una consulta pública para garantizar que el Proyecto de Recomendación sobre el papel del Gobierno en la promoción de la Conducta Empresarial Responsable se beneficie de las opiniones y experiencias de todas las partes interesadas relevantes. La consulta pública está abierta a las partes interesadas de todos los países (incluyendo de países no-adherentes): empresas, grupos industriales, organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, mundo académico, ciudadanos(as) interesados(as), organizaciones internacionales, expertos(as) gubernamentales, entre otros.  

EXPRESE SU OPINIÓN

Le agradecemos enviar sus aportes en formato Word a más tardar el 16 de enero de 2022 al correo electrónico RBC@oecd.org. Los aportes pueden ser sometidos en inglés, francés o español. Por favor tome en cuenta que todos los aportes se harán públicos. Para cualquier pregunta relacionada con la consulta pública, por favor contacte a RBC@oecd.org.

 

CÓMO SERÁN UTILIZADOS LOS APORTES

Los aportes recibidos en el marco de esta consulta pública serán compartidos con el Grupo de Trabajo sobre Conducta Empresarial Responsable de la OCDE (GT-CRE) y contribuirán a la preparación por parte del Secretariado de la OCDE de una versión avanzada del Proyecto de Recomendación sobre el papel del Gobierno en la promoción de la Conducta Empresarial Responsable. Esta versión avanzada del Proyecto de Recomendación será discutida en la siguiente reunión del GT-CRE. 

 

SUS DERECHOS DE PROTECCIÓN DE DATOS

Todos los datos personales proporcionados en el marco de la presente consulta pública serán protegidos de acuerdo con las Normas de protección de datos de la OCDE. Tenga en cuenta, sin embargo, que los aportes se harán públicos, como indicado anteriormente. De acuerdo con dichas Normas, usted tiene derecho a acceder y rectificar sus datos personales, así como a oponerse a su tratamiento, solicitar su eliminación, y obtener la portabilidad de los datos en determinadas circunstancias. Para ejercer estos derechos en relación con la consulta pública, por favor póngase en contacto con RBC@oecd.org.

Si tiene más preguntas o quejas relacionadas con el tratamiento de sus datos personales, por favor póngase en contacto con el Responsable de la protección de datos de la OCDE. Si necesita apoyo adicional para resolver reclamaciones relacionadas con la protección de datos personales, también puede ponerse en contacto con el Comisario para la protección de datos de la OCDE.